Connect with us

Más deportes

Scaloni: “Confiamos en jugadores que puedan ser socios de Messi”

El técnico de la Selección habló del crack rosarino y confirmó el equipo que jugará en Perú.

Published

on

Lionel Scaloni no tiene dudas de los nombres que saldrán a la cancha en Lima, cuando la Selección se enfrente a Perú este martes a las 21.30. Con una sorpresa: Nico González en lugar de Lucas Ocampos. ¿El equipo? Armani; Montiel, Martínez Quarta, Nicolás Otamendi, Tagliafico; De Paul, Paredes, Lo Celso; Nico González, Lautaro Martínez y Lionel Messi.

Nico (González) hizo un buen partido, no teníamos dudas de lo que le podía dar al equipo. Está en un buen momento, la anterior convocatoria nos trastocó su lesión y ha logrado volver a buen nivel, a buen ritmo y creemos que puede ser importante. Tiene despliegue para el mediocampo, consideramos que nos puede dar bastante en esa zona. Hizo una buena sociedad con Lo Celso el otro día y esperemos que se vuelva a repetir,​ explicó el DT.

En tanto, el entrenador habló de Messi y señaló: “Creo que a nivel de rendimiento hizo un buen partido y la jugada del gol tuvimos la mala suerte de que no lo convalidaron y había sido una jugada estupenda. Hubiera sido un envión anímico impresionante porque habían actuado jugadores en los cuales confiamos que pueden ser socios de él. Lo vi bien y no tiene ningún problema. Está bien y contento”.

MÁS DECLARACIONES DEL DT

Sobre el retiro de Javier Mascherano: “Quiero hacer hincapié en lo de Mascherano y su retiro y la nueva vida que comenzara a emprender a partir de ahora. Le mando un abrazo, fue un emblema del fútbol argentino. Y que ahora lo que quiera hacer lo haga lo mejor posible. Está de más de decir que lo considero un amigo y tendrá siempre las puertas abiertas del predio y así tiene que ser. Más allá de que esto es todo muy prematuro. Es un amigo que me dio el fútbol”.

Además, analizó el partido previo: “El partido contra Ecuador fue diferente al que hicimos contra Paraguay. Todo el segundo tiempo fue nuestro, con situaciones de gol. Franco (Armani) no tuvo ninguna en la segunda parte. Convertimos y si lo convalidaban el partido hubiera sido otro. Seguramente faltará concretar las situaciones que tenemos. Y tener un poco más de acierto de cara al gol que es lo más importante”.

Creemos que en la Selección no puede haber 11 jugadores nada más. Exequiel tuvo este problema. Pero están Nico Domínguez, del otro lado están Rodrigo, Guido Rodríguez. En la mitad tenemos diferentes opciones. Si no están bien en el partido no tenemos problema. Estamos contentos con ellos, le están dando su grano de arena al equipo”, añadió.

Por otro lado, en cuanto al VAR: “Es difícil cuando pasan estas cosas no estar al margen. El otro día con el gol anulado fue bastante duro a nivel psicológico, más allá de que el equipo siguió atacando. En cuanto al VAR no hablo siquiera si es a propósito o no, yo hablo de que hay decisiones que en otros lados se toman diferente. Y el protocolo es uno solo y no tiene sentido”.

A su vez, añadió: “El VAR tiene que ser igual en todos lados. En el penal de Paraguay hubo invasión y tendría que haberse repetido. En la de Palacios más allá de que fue una acción fortuita, fue fuera de contexto en una acción de dividir una pelota de futbol. Son cosas que hay que unificar. El gol anulado ahí es donde yo creo que tiene que haber unanimidad. Si no hay otra se anula y ya está. Pero el tipo tuvo dudas y eso es lo que a mí me preocupa. El reglamento es así y hay cosas que quedan en el aire y es complicado”.

Fuente: Diario Olé

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más deportes

Siempre quise ser Maradona

Desde que tengo uso de razón. Quería ser como él.

Published

on

Desde que tengo uso de razón, siempre quise ser Maradona. Mi sueño era ser jugador de fútbol. Quería ser como él. Nací en 1981 y el primer recuerdo que tengo sobre un partido de fútbol es la Final del Mundial de México 1986. Y ahí estaba Maradona, habilitando a Burruchaga y luego alzando la copa. Me acuerdo de eso: ¡Argentina Campeón!; algarabía total. Festejos.

Anteriormente el gol a Italia. Los goles a Inglaterra (¿esos dos entran en la categoría de goles? Yo pienso que no, esos dos fueron otra cosa. No se pueden pensar desde la razón). Belgica también, ¡qué golazos! Pero no puedo mentir: los de este párrafo no tengo memoria de haberlos visto en vivo, por TV. ¿Ya teníamos el Talent a color que había comprado papá, con la botonera adelante? No me acuerdo, sinceramente. Sólo recuerdo haber visto la final.

Amo el fútbol y, por ende, amo a Maradona. “¿Argentina? Argentina, Maradona”. Así crecí yo. “Tocala, ¿quién te crees que sos, Maradona?”. Yo quería jugar como Maradona. “Yo soy Maradona, canté primero”. Y… era otra cosa, viste. No era lo mismo ser cualquier jugador que ser Maradona.

Me crié con esas frases. Todos queríamos ser Maradona. En mi escuela había un Maradona; jugaba como Maradona. En mi Barrio también. Hasta había “una” Maradona; claro, la chica jugaba como Maradona. En la plaza había uno que se hacía el Maradona, pero nada que ver, no era tan bueno.

Pelé o Maradona: Maradona; Platiní o Maradona: Maradona; Van Basten o Maradona: Maradona; Kempes o Maradona: Maradona; Bochini o Maradona: Maradona; Francescoli o Maradona: Maradona; Ruud Gullit o Maradona: Maradona; Alonso o Maradona: Maradona. Así crecí, pateando una pelota. Yo quería ser jugador de fútbol y jugar como Maradona. No lo logré, quién pudiera.

Toda mi vida soñé con tener un hijo varón y ponerle Diego, como Maradona. Mi sueño se hizo realidad hace poco más de seis años y estoy orgulloso de eso. De que mi hijo se llame Diego, como Maradona. Ése es mi regalo para Maradona. No es mucho en comparación con todas las alegrías que él me brindó, pero es lo que yo puedo darle. Nada, eso; y que siempre quise ser como Maradona.

Continue Reading

Más deportes

Básquet: se abre la ventana FIBA para la selección

Sin el Oveja, y con Picatto como DT, la selección argentina enfrentará a Chile (hoy 27) y Colombia (mañana 28) para la clasificación a la Americup 22’.

Published

on

Decidimos armar una lista mixta”, dijo Gabriel Picatto con respecto a la convocatoria de los 15 jugadores, y agregó: “Por un lado con varios jóvenes emergentes, con el objetivos de abrirles la puerta al futuro, y por el otro eligiendo, en puestos estratégicos, a jugadores con más experiencia para favorecer el corto y mediano plazo”. Entre los 15 elegidos, forman un promedio de 24 años.

Los convocados son:

Los santafesinos Tayavek Gallizzi y Marco Giordano, ambos jugadores de Regatas de Corrientes, habían sido convocados para esta ventana, pero tras varios testeos dieron positivo de COVID-19 y quedaron desafectados del plantel. Ambos se encuentran en buen estado de salud, y por esta misma razón, es por la cual la FIBA permitió la citación de 15 jugadores, justamente, para prevenir este tipo de situaciones.

Fernando Zurbriggen, Bautista Lugarini, Lautaro Berra, Agustín Caffaro, Marcos Giordano y Tayavek Gallizzi (estos dos últimos desafectados del plantel), serán los representantes de nuestra provincia, en esta nueva camada de la selección, de cara a la Americup de 2022.

Con nueva pilcha, y un doble turno ayer jueves, la selección enfrentará a Chile a las 21.10 de nuestro país, mientras que el día sábado a las 22.10 tendrá como rival a la selección colombiana de Básquetbol.

Aprovechando que hablamos de argentinos y de la selección de básquet, como no hablar de un emblema de estos últimos tiempos, Facundo Campazzo, quien oficialmente se despidió del Real Madrid –y el Real se despidió de él con un video muy emotivo- y restarán horas –sino días- para que se haga oficial su llegada a los Denver Nuggets.

Continue Reading

Más deportes

Diego Armando Maradona, eterno serás siempre

Sensaciones encontradas tras la desaparición física del mejor jugador de fútbol de este planeta.

Published

on

Promediaba el mediodía en Argentina y la noticia de lo inevitable, corrió tan rápido que me sorprendió, me paralizó, quedé tirado como los rivales que se te cruzaban en el camino y vos los gambeteabas. Todos, sin excepción, nos quedamos con menos reacción que Shilton cuando lo madrugaste con tu picardía de potrero en el ’86.

Me entró la duda, me preguntaba si era cierto lo que estaba escuchando, quería certificar que todo haya sido un error y la esperanza de que eso suceda, se esfumaba a medida que pasaban los minutos. 

Los insultos al aire, bien al estilo del hincha futbolero, no tardaron en salir expulsados desde mis entrañas. La mirada perdida, en busca de la explicación a lo absurdo. Los interrogantes me invaden más que los alemanes y el atorrante de Codesal en aquella final del ’90… ¿Y ahora qué? ¿Cómo hacemos? ¿Porqué te fuiste tan pronto? ¿Se terminó? 

ENTRE DIOSES

Fuiste bautizado como el “Dios del fútbol” y dentro de la cancha, manejaste los tiempos siempre a tu antojo y lo hiciste perfecto. 

Pero, solamente Dios Padre, maneja los tiempos de cada uno de nosotros en nuestras vidas y Él dispuso que te vayas a hacerle compañía. 

Claramente, tendrás allá esa paz que en este mundo no lograste y te volverás a abrazar con doña “Tota” y con “Chitoro”. En la tierra, fuiste a la zurda más que diestro, pero allá, siempre a la diestra del Señor. Acá es donde me surge un nuevo interrogante, esta vez, más místico… ¿resucitarás al tercer día? Mi interior desea que así sea y la realidad me da el golpe necesario para que reaccione, me caiga la ficha y te empiece a extrañar.

ÚNICO E INIGUALABLE

Rompiste los moldes, los mitos y las estructuras del fútbol, convertiste lo difícil en algo tan pero tan simple que por esa razón fuiste el mejor de todos dentro del ámbito del deporte donde hubo, hay y habrá muchos talentosos, pero acá sí que no hay lugar para interrogantes ya que, afirmativamente, fuiste superior a todos.

Además de la belleza en tu estilo dentro de las canchas, le agregaste tus luchas y tus convicciones fuera de ellas combatiendo a los miserables que convirtieron al fútbol en una “picadora” de seres humanos. Pateaste al sistema, diste nombres y apellidos y el tiempo te dio la razón aunque también, te las hicieron pagar.

IDILIO, AMOR, FANATISMO E IDOLATRÍA

Saliste campeón del mundo con la selección juvenil el mismo año que nací. Tus primeros pasos en el fútbol en Argentinos Juniors y Boca no pude apreciarlos, tu época en Barcelona, y el mediocre mundial en España tampoco.

El idilio comienza a mis casi ocho años cuando te ví “barriletear cósmicamente” en México y supiste cuanto pesaba la copa del mundo cumpliendo tu sueño y el nuestro.

Después, aprecié esos años dorados que tuviste en Napoli en el que enfrentaste a mi amado Rosario Central en un duelo de campeones y sabés una cosa, también me diste alegrías siendo rival, ya que demostraste que eras humano y Lanari te atajó el penal (claro que lo celebré eh, pero respetuosamente porque eras vos el que había fallado).

En el mundial 90, se acrecentaba el amor y sufrí cada patada que te daba algún camerunés como si me la dieran a mí. Me salí del reglamento cuando metiste otra vez la manito para que la Unión Soviética no convirtiera, entramos a octavos por la ventanita ante los rumanos. Todo seguía siendo difícil, Brasil nos peloteaba y vos frotaste la lámpara para que festejemos, te ataja el penal el yugoslavo pero pasamos, dividiste a los “tifosis” italianos, te enojaste porque muchos de ellos nos silbaron el himno y en los penales, se la tocaste a Zenga contra un palo con clase y sutileza para llegar a otra final, en la que soltaste lágrimas de impotencia por la injusticia sufrida ante Alemania.

El Sevilla y algunas “roscas” con el doctor Bilardo, tu llegada a Newell’s, ¿pero como puede ser Diego?… está bien, deja, no pasa nada, te voy a ir a ver igual, total mi condición de “canalla” seguirá intacta tanto como mi cariño por vos.

El regreso a la selección del “Coco”, era repechaje con Australia y tuve que madrugar para verte robar una pelota y ponérsela en la cabeza a Balbo para llevarnos a otro mundial, ese que se jugaba en tierras enemigas, donde te estaban esperando, y al que llegamos como candidatos con un equipazo. 

Tu golazo a los griegos, fue el último en mundiales. Arrancamos bárbaro pero, afuera de las canchas, estaba escrito otro final para vos y para nosotros. Te la cobraron los sinvergüenzas. Cuánto lloré aquella vez, por lo que te hicieron, por lo que nos hicieron. Era adolescente y “huevon” ya, pero me desplome ante tanta mugre junta. 

Más tarde, volvés a Boca, pude ir a ver los partidos que jugaste en Rosario. Uno contra Central, (donde otra vez tenerte como rival, fue hermoso, ya que el “rifle” te ataja el penal y de yapa, el rebote) y el otro contra Newell’s (se jugó en el Gigante). 

Me acerqué a saludarte, entraste raudamente junto a Caniggia, te agarré del mentón, chocaste mi mano y me hiciste feliz otra vez. ¿Es para tanto? Sin dudas que lo es. Sensación única.

Tu retiro y despedida del fútbol, con tu famosa frase la pelota no se mancha fue un día diez de noviembre, en el que además de ser el día de la tradición, es el día de mi natalicio, te das cuenta que sos muy grande Diego. Imaginate lo que significaba para mí. Sensación única bis.

Tus etapas como DT en Mandiyú y Racing, las pase por alto, pispeaba para ver qué onda, pero sabía que seguías con los cortos puestos. 

En la previa de Sudáfrica 2010, por vos, me acerqué nuevamente a la selección cuando elegiste enfrentar a Brasil en el Gigante de Arroyito por las razones que vos mismo expresaste.

Luego, por seguirte, me enteré que los “ensabanados” de Emiratos tenían fútbol además de mucha guita, posteriormente, descubrí la segunda división de México con Dorados de Sinaloa y los enfrentamientos a equipos con nombres de animales. 

Como DT de Gimnasia, se te veía feliz, volviste a Rosario en Octubre del año pasado para enfrentar a Newell´s, te esperaban muchos hinchas de los “primos” en las inmediaciones del hotel pero nada impediría que vaya yo también a recibirte, si al fin y al cabo, sos de todos.

Repetí la misma acción en febrero de este fatídico 2020, en la previa del partido con Central, donde te encontraste con el “Trinche” y en el partido, me ubiqué detrás de tu banco en lo que sería tu última visita al estadio centralista. ¿Quién se podía imaginar que hoy, vos Maradona estés junto a Carlovich nuevamente, pero lejos de este mundo? Dos cracks.

De mi parte, me queda agradecerte eternamente por las alegrías brindadas a través del deporte más popular y pasional del mundo, por apoyar siempre al resto de los deportes argentinos y también por muchas de las causas en las que te involucraste en otros ámbitos.  

Debo decir que soy un privilegiado de haberte visto en tiempo real y te juro que las sensaciones que generabas, nadie nunca jamás, podrá igualarlas

Una parte mía, murió con vos, que en paz descanses Diego, eterno serás siempre.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Trending