Connect with us

Noticias

Desorden y retroceso

Papelón en Brasil. Un paso atrás para el fútbol sudamericano.

Published

on

El clásico entre Brasil y Argentina por Eliminatorias tuvo que ser suspendido por una situación inaudita: la autoridad sanitaria local imposibilitó que cuatro jugadores de nuestro país disputen el partido por cuestiones relacionadas a protocolos contra el Covid-19.

A pesar de que previamente hubo negociaciones entre la Conmebol, la FIFA y la AFA, y que parecía que Giovani Lo Celso, Emiliano Martínez, Cristian Romero y Emiliano Buendía no iban a tener inconvenientes en disputar el encuentro, los jugadores fueron acusados de falsear la declaración sanitaria que los obligaba a quedar en cuarentena por haber estado en las últimas dos semanas en el Reino Unido.

Argentina vs. Brasil: Conmebol informó que el partido de las Eliminatorias  quedó suspendido | NCZD | DEPORTES | PERU21

Cabe recordar que tras jugar en Venezuela, Argentina había arribado a Brasil sin mayores inconvenientes. Sin embargo, desde la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria se comunicaron el sábado con la delegación argentina informando sobre la situación de los futbolistas que habían estado en Inglaterra. Más allá de lo anterior, rige un acuerdo para que los planteles puedan evitar dichas medidas siempre y cuando mantengan el esquema de burbujas.

El gobierno brasileño no quiso dar el brazo a torcer y organizó un operativo para impedir que concurran al estadio los cuatro futbolistas argentinos en cuestión (hasta se barajó la posibilidad de deportarlos del país). Finalmente, el plantel completo pudo arribar al Neo Química Arena y salió a disputar el clásico con tres de esos cuatro jugadores: a poco de iniciado el cotejo, la situación derivó en un escándalo sin precedentes.

En video | Así fue el tensionante momento en el que se suspende el partido  entre Brasil y Argentina

Una autoridad sanitaria de la Anvisa -resumiendo el papelón- entró al campo de juego para parar el partido y luego de varias discusiones, los jugadores de la Selección Argentina decidieron irse al vestuario, mientras los locales aguardaban en el verde césped. Insólito: Agentes de la Vigilancia Sanitaria del estado de San Pablo requirieron la documentación de ingreso a Brasil de los jugadores provenientes de Inglaterra.

Nadie lo podía creer: ni los millones de personas que seguían el partido por TV, ni el público que estaba en el estadio, ni los propios protagonistas. Finalmente, y más allá del diálogo entre jugadores, entrenadores, autoridades sanitarias y dirigentes, la Conmebol comunicaba que el partido se suspendía. Vergüenza: un paso atrás para el fútbol de nuestro continente.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *